Acto De Unión Con Cristo Y Con La Santísima Virgen María Después De La Santa Comunión

Oh, Padre misericordioso,
que me ha amado tanto como para darme
Tu Hijo unigénito para mi comida y bebida,
y con Él todas las cosas,
mira el Rostro de tu Ungido,
en quien te complaces.
Este Tu Hijo Amado,
y con Él mi corazón,
Te ofrezco y te presento por todas las bendiciones
Tú me has dado este día.
Mayest Thou, oh Padre,
ahora se complacerá en Él,
y a través de él aleja tu indignación de mí.

Contempla al Único Mediador entre Dios y los hombres,
el Hombre Cristo Jesús,
mi Abogado y Sacerdote Supremo,
Que intercede por mí.
A él ofrezco y suplico ante Ti,
que no cometió ningún pecado,
sino que llevó los pecados del mundo,
y por cuyas heridas hemos sido curados.
Acepta, pues, oh Santo Padre,
a esta Víctima Sin Mancha,
para el honor y la gloria de tu nombre,
en acción de gracias por todas las bendiciones
que me has concedido,
para la remisión también de mis pecados,
y por el suministro de todos mis defectos y defectos.

Oh Santísima Virgen,
Madre de mi Dios y Salvador,
presenta mis peticiones a tu Hijo.
Oh, todos vosotros, ángeles y santos, ciudadanos del cielo,
uníos también a vuestras oraciones con las mías.
Vosotros estáis siempre ante el Trono,
y verlo cara a cara,
que aquí recibo bajo los velos.
Tenme siempre en cuenta,
y obtener de Él y a través de Él
para que con vosotros pueda bendecirle
y amarle para siempre.

Amén.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies