Oración A La Virgen Inmaculada

San Andrés de Creta (660-740)

Oh Virgen María, Madre del Hijo unigénito de Dios preordenado desde toda la eternidad: Vosotros, que sois el augusto Templo de la Divinidad, modelados con tal Arte Divino, vuestro Hacedor os consideró dignos de Sí mismo. Oh, Señora siempre bendita: Tú eres el comienzo de nuestra salvación, en la que nuestra naturaleza es elevada al sublime tono de la gloria.

Eva contagió de pecado a nuestra raza: tú, Madre de los vivos, nos has devuelto la gracia. En tu persona, oh Virgen gloriosa, la nobleza original del género humano fue vista una vez más en la tierra. Adornado por tu Creador con todas las bendiciones que el pecado de antaño nos había despojado, apareciste entre nosotros, la más bella y verdadera imagen del Divino Ejemplo. Dios se complació tanto de vuestra belleza que el Verbo Eterno se vistió de vuestra sustancia, como de un manto real, para que Él, como el más bello de los Hijos de los hombres, apareciera en la tierra. Tú eres la Vara siempre verde de Aarón, de donde floreció el Lirio Inmaculado.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies