Oración Cántico De María: El Magnificat

Mi alma proclama la grandeza del Señor, mi espíritu se regocija en Dios mi salvador, pues ha mirado con favor a su humilde siervo. / Desde este día todas las generaciones me llamarán bienaventurada: el Todopoderoso ha hecho grandes cosas por mí, y santo es su Nombre. / Él tiene misericordia de los que le temen en cada generación. / Ha mostrado la fuerza de su brazo, ha dispersado a los soberbios en su engreimiento. / Él ha derribado a los poderosos de sus tronos y ha elevado a los humildes. / Ha llenado de bienes a los hambrientos, y a los ricos ha despedido vacíos. / Ha venido en ayuda de su siervo Israel, porque se ha acordado de su promesa de misericordia, la promesa que hizo a nuestros padres, a Abraham y a sus hijos para siempre. / Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, / como era en el principio, es ahora, y será para siempre. Amén.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies