Oración Cristo

En mi mente, en mi voz, en mi corazón, en mi boca, en mis labios, incluso en la punta de mis dedos. Cristo esté en mis ojos y oídos, para bendecir mis alegrías, para calmar mis temores. Acompáñame en este día ocupado en todo lo que pienso, hago y digo. No importa de día o de noche, si estás conmigo, lo haré bien. Y el mundo será un lugar mejor si estás brillando a través de mi cara.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies