Oración De Guillermo De San Thierry (1085-1148)

Señor, buscaré tu rostro y buscaré continuamente tu rostro tanto como pueda y tanto como tú me hagas capaz de hacer. Señor, Dios mío, mi única esperanza, escúchame, no sea que, exhausto, pierda la voluntad de buscarte. Que te busque ardientemente siempre. Da la fuerza para buscar, tú que has dado el deseo. Y cuando la fuerza sea suficiente, añade al deseo lo que has dado. Que pueda yo siempre recordarte, comprenderte y amarte hasta que, recordándote fielmente y comprendiéndote prudentemente y amándote verdaderamente, oh Dios Trino, de acuerdo a la plenitud que tú conoces, me reformes a tu imagen en la cual me has creado.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies