Oración De San Ambrosio (339-397)

Señor Jesucristo, me acerco a tu mesa del banquete con temor y temblor, pues soy un pecador, y no me atrevo a confiar en mi propio valor, sino sólo en tu bondad y misericordia. Estoy contaminado por muchos pecados en cuerpo y alma, y por mis pensamientos y palabras sin protección. Dios misericordioso de majestad y temor, busco tu protección, busco tu curación, pobre pecador atribulado que soy, te lo ruego, la fuente de toda misericordia. No puedo soportar tu juicio, pero confío en tu salvación. Señor, te muestro mis heridas y descubro mi vergüenza ante ti. Sé que mis pecados son muchos y grandes, y me llenan de temor, pero espero en tus misericordias, porque no pueden ser contadas. Señor Jesucristo, rey eterno, Dios y hombre crucificado por la humanidad, mírame con misericordia y escucha mi oración, porque yo confío en ti. Ten piedad de mí, llena de dolor y pecado, porque la profundidad de tu compasión nunca termina. Alabanza a ti, sacrificio salvador, ofrecido en el madero de la cruz por mí y por toda la humanidad. Alabanza a los nobles y preciou

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies