Oración De Santa Juana De Chantal (1572-1641)

Oh Santa Madre de los hijos de Dios! ¿Cuándo descansaré en tus brazos inmortales? Nuestras almas deben estar totalmente consumidas por este deseo. Pero me contendré y esperaré pacíficamente la hora que el divino Salvador me ha destinado, para abrumarme con esa dicha. Mientras tanto, tengamos un solo deseo: agradarle haciendo su santa voluntad en todas las cosas. Que se haga lo que Dios quiere para nosotros: somos suyos para el tiempo y la eternidad. Amén.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies