Oración Estoy Asustado

San Anselmo de Canterbury (ca. 1033-l109)

Tengo miedo de vivir, Señor. Toda mi vida parece pecaminosa y estéril. Todos los frutos que doy son falsos o podridos. Nada de lo que hago te parece agradable. Soy un árbol estéril que merece ser cortado, cortado y quemado. Yo sólo llevo las agudas y amargas espinas del pecado. Si tan sólo esas espinas pudieran hacerme arrepentirme. Dentro de mí, mi conciencia está llena de vagos. No me atrevo a mostrarme, pero no tengo dónde esconderme. ¿Qué me va a pasar? ¿Quién me protegerá de tu ira? ¿Dónde puedo encontrar seguridad? Señor, tú eres mi juez en cuyas manos tiemblo. Pero tú también eres el que puede salvarme. Aunque te temo, confío en ti. Aunque quiero huir de ti, huyo hacia ti. Jesús, Jesús, trata conmigo según tu amor. Jesús, Jesús, olvídate del pecado por el cual te he provocado, y ve sólo la miseria que te invoca. Amabilísimo Señor, confirma en mí todo lo que te pertenece y desecha todo lo que te es ajeno.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies