Oración Para La Perspicacia

Origen (ca. 184-254)

Que el Señor Jesús toque nuestros ojos, como lo hizo con los de los ciegos. Entonces comenzaremos a ver en las cosas visibles las que son invisibles. Que nos abra los ojos para contemplar, no las realidades presentes, sino las bendiciones venideras. Que abra los ojos de nuestro corazón para contemplar a Dios en Espíritu, por Jesucristo el Señor, a quien pertenece el poder y la gloria por toda la eternidad.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies