Oración por ayuda contra enemigos espirituales

Glorioso San Miguel, Príncipe de las huestes celestiales,
que siempre está dispuesto a ayudar al pueblo de Dios;
que luchó con el dragón, la serpiente vieja,
y lo arrojó del cielo, y ahora defiende valientemente a la Iglesia de Dios
para que las puertas del infierno no prevalezcan nunca contra ella,
te exhorto a que me ayudes a mí también,
en el doloroso y peligroso conflicto
que sufro contra el mismo formidable enemigo.

Acompáñame, oh poderoso Príncipe, para que pueda luchar con valentía
y vencer a ese espíritu orgulloso,
a quien tú, por poder divino, has derrocado gloriosamente,
y a quien nuestro poderoso Rey, Jesucristo,
ha conquistado completamente en nuestra naturaleza;
así que, habiendo triunfado sobre el enemigo de mi salvación,
puedo, junto contigo y los santos ángeles,
alabar la clemencia de Dios,
quien, habiendo rehusado la misericordia
de los ángeles rebeldes después de su caída,
ha concedido el arrepentimiento
y el perdón al hombre caído.
Amén.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies