Oración Por Un Corazón Sacerdotal

Santo Tomás de Aquino (1225-1274)

Dame, oh Señor, un corazón siempre vigilante que ninguna especulación sutil pueda jamás atraer de ti. Dame un corazón noble que ningún afecto indigno pueda atraer a la tierra. Dame un corazón de honestidad que ninguna insinceridad se deforme. Dame un corazón de coraje que ninguna angustia aplastará o apagará jamás. Dame un corazón tan libre que ningún afecto pervertido o impetuoso lo reclame por sí mismo.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies