Oraciones Por Las Estaciones Del Año

San Bernardo de Claraval (1090-1153)

Navidad

Que tu bondad, Señor, se nos aparezca, para que nosotros, hechos a tu imagen, nos conformemos a ella. Con nuestras propias fuerzas no podemos imaginarnos a vuestra majestad, poder y asombro; ni es apropiado que lo intentemos. Pero tu misericordia llega desde los cielos, a través de las nubes, hasta la tierra de abajo. Has venido a nosotros como un niño pequeño, pero nos has traído el más grande de todos los regalos, el regalo de tu amor eterno. Acarícianos con tus pequeñas manos, abrázanos con tus pequeños brazos, y atraviesa nuestros corazones con tus suaves y dulces gritos.

Cuaresma

Déjame aferrarme a ti, Señor, a quien los mismos ángeles anhelan ver. Donde quiera que vayas, te seguiré. Si pasas a través del fuego, no me estremeceré; no temo ningún mal cuando estás conmigo. Llevas mis penas, porque lloras por mí. Pasaste por la estrecha puerta de la muerte a la vida, para hacerla lo suficientemente ancha para que todos la siguieran. Nada puede separarme ahora

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies