San Antonio, Consolador De Los Afligidos

Querido San Antonio, consolar a los afligidos es un deber cristiano y una obra de misericordia. Con palabras, actitudes y hechos debo tratar de alegrar sus días y hacer que su carga sea más fácil de soportar. San Antonio, Consolador de los Afligidos, puedo recordar que cuando ayudo a alguien en su dolor, estoy ayudando a Cristo mismo. Le ruego que le mencione mis necesidades más apremiantes. (Nombra tus intenciones especiales).

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies