San Antonio, Libertador De Los Presos

Querido San Antonio, estoy prisionero de muros de egoísmo, de prejuicios, de sospechas. Estoy esclavizado por el respeto humano y el miedo a las opiniones de los demás sobre mí. San Antonio, Libertador de los Presos, derriba mis muros. Rompe las cadenas que me mantienen cautiva. Hazme libre con la libertad que Cristo ha ganado para mí. A tu poderosa intercesión recomiendo también estas intenciones. (Nómbralas.)

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies