Un Acto De Abandono A La Divina Providencia (Por Santa Juana Francesa De Chantal.)

0 bondad soberana de la soberana Providencia de mi Dios!
Me abandono para siempre a Tus brazos.
Ya sea suave o severo,
Llévame de aquí en adelante a donde quieras;
No miraré el camino por el cual me harás pasar,
pero mantén mis ojos fijos en ti,
Dios mío, que me guía.
Mi alma no encuentra descanso sin los brazos
y el seno de esta Providencia celestial,
mi verdadera Madre, mi fuerza y mi baluarte.

Por lo tanto, resuelvo con Tu ayuda Divina,
0 mi Salvador,
para seguir tus deseos y tus ordenanzas,
sin considerar o examinar por qué has hecho esto en vez de aquello;
pero te seguiré ciegamente
de acuerdo a Tu Divina Voluntad,
sin buscar mis propias inclinaciones.

Por lo tanto, estoy decidido a dejártelo todo a ti,
no participando en ello, sino manteniéndome en paz en tus brazos,
sin desear nada más que lo que tú me incitas a desear,
a la voluntad, a los deseos.
Te ofrezco este deseo, Dios mío,
rogándote que la bendigas;
Yo me encargo de todo lo que incluye,
confiando en tu bondad,
liberalidad y misericordia,
con toda confianza en ti,
desconfiar de mí mismo,
y conocimiento de mi infinita miseria y enfermedad.

Amén!

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies